1) El concepto del magnetismo: en el cuerpo humano existen campos magnéticos equilibrados y una variación o descompensación dentro del organismo produce una variación en esos campos creándose así los pares biomagnéticos  con los cuales trata de volver a compensar el organismo magnéticamente.
También podemos decir que por donde circule una corriente eléctrica pulsante se genera un campo magnético variable dependiente del sentido y la velocidad de la carga eléctrica. Podemos sustentar que lo que nos sirve de material conductor dentro del organismo son los electrolitos y que una variación en su composición nos genera una variación en el sentido del campo magnético produciendo una polarización (positiva o negativa) del órgano donde ocurre una anomalía biológica.
El cuerpo humano es una máquina eléctrica que produce corriente por todos los órganos internos y su comunicación es por medio de pequeñas señales eléctricas: si se tiene dos cargas eléctricas móviles, no sólo están sometidas a las fuerzas electrostáticas que se ejercen mutuamente debido a su carga, sino que además, entre ellas actúan otras fuerzas electromagnéticas que dependen de los valores de las cargas y de las velocidades de estas. En una región del espacio se dirá que existe un campo magnético cuando al penetrar en ella una carga móvil experimenta una fuerza  que depende de la velocidad de la carga.
Al igual que los campos eléctricos, los campos magnéticos se pueden materializar mediante líneas de fuerza, que pueden presentar distintas formas según sea el agente creador del campo.
Cuando se trata del campo magnético creado por un imán, las líneas de fuerza salen de una zona del mismo denominada polo norte y vuelve a otra zona que recibe el nombre de polo sur. Y es en las proximidades de estos polos donde más apretadas se encuentran las líneas de fuerza y, como consecuencia, donde con mayor intensidad se manifiestan los fenómenos magnéticos. Estos campos magnéticos dentro del organismo humano pueden ocasionar una descompesación en el compuesto de los electrolitos y más específicamente en su pH.
Existe otro fenómeno relacionado a la electricidad que induce partículas dentro de soluciones a lo que llamamos ionización y que permite el desplazamiento o el ordenamiento de partículas superiores en tamaño a las partículas atómicas, obedeciendo a la ley universal de atracción y repulsión de cargas.

imanakEl mismo fenómeno de magnetización obedece al ordenamiento que establece el electrón en los átomos de hierro, principalmente, así como la formación de compuestos no orgánicos en donde el electrón se cede y acepta o se comparte entre átomos del mismo o de otro elemento, lo que sucede tanto ordinariamente en física como en química inorgánica; no es así en la química orgánica que relaciona directamente al carbono como elemento básico de una estructura molecular y en donde el electrón deja de tomar importancia y es sustituido por el hidrogenión con carga positiva (ión de hidrógeno).
A nivel de microorganismos, cuando un campo magnético es aplicado a microorganismos en un medio líquido, es desfigurado o debilitado por este medio. Un campo fuerte podría manipular células de vida pequeñas o si lo quisiera las mataría. Estos fenómenos son los puntos de partida para varias aplicaciones practicas que se manejan para determinar el número de bacterias o células de levadura en una muestra de chocolate , cerveza o almacenar sangre humana.
Nuestro cuerpo está hecho de diminutas células, las cuales son en ellas mismas imanes minúsculos. Estas células magnéticas son las constituyentes fundamentales de todos los órganos del cuerpo, cada producto del organismo produce su propio campo de energía (magnético) limitado al poder de alcance asignado.
 Estos campos de energía o magnéticos de los diferentes órganos no se quedan estáticos porque son sujetos continuamente a variaciones de estados de actividad, descanso e influencias externas como son la entrada en el cuerpo en  forma de comida y bebida.
Cualquier perturbación o fluctuación anormal puede producir  una subida o un descenso en los campos de energía o magnéticos de unos órganos particulares, lo cual produce una anomalía en el funcionamiento de los órganos y una dolencia de naturaleza leve o seria. La extensión de esta distorsión depende de la importante sensibilidad del órgano afectado. Siendo capaz de medir la variación de enfermedades previsibles y cambiar estos campos de energía anormal con cambios de imanes para mejorar la salud.