2) el concepto del pH: la medida del pH tiene por objeto determinar la concentración de los iones de hidrógeno que están contenidos en una disolución.
Son los iones de hidrógeno las más diminutas partículas materiales que pueden existir en libertad, estando constituido  por el núcleo del átomo de hidrógeno con una carga positiva; los iones de hidrógeno, a causa de su extraordinaria pequeñez, poseen una gran movilidad y una enorme capacidad de reacción, ejerciendo por estos motivos una influencia muy marcada en la mayor parte de los procesos químicos.
Los iones de hidrógeno existen en todas las soluciones acuosas. Se forman por el desdoblamiento (disociación) de las moléculas del agua, las cuales están constituidas, por átomos de hidrógeno, sin embargo, entre todas las moléculas se hallan contenidas en un peso dado de agua, únicamente una pequeña parte de ellas experimentan la disociación indicada.
Se ha ideado la llamada escala del pH que ha resultado ser sumamente cómoda y que consta de catorce unidades:
-entre 0 y 3 pH unidades están comprendidas las disoluciones ácidas fuertes (las que contienen una concentración de iones muy elevada).
-entre 4 y 6 pH, las disoluciones ácidas débiles (con una concentración de iones relativamente elevada).
- 7 pH poseen las disoluciones neutras (con una concentración de iones de hidrógeno relativamente mediana).
-entre 8 y 10 pH, las disoluciones débilmente alcalinas (con una concentración de iones de hidrógeno relativamente pequeña).
-entre 11 y 14 pH, son las disoluciones alcalinas fuertes (con una concentración de iones de hidrógeno muy pequeña).
Una especie de ión especial es el hidrogenion. Es originado por la disolución de moléculas que, cuando menos, contienen un átomo de hidrogeno, es lo que ocurre, en el de los compuestos llamados ácidos. El ión hidrogeno representa un núcleo positivo con una carga elemental que ha perdido el electrón negativo que le pertenecía para formar el átomo de hidrógeno. El ión hidrogeno es, pues, la partícula material más pequeña que tiene existencia real. Es su tamaño, el que determina las propiedades especiales que caracterizan al ión hidrógeno y que le diferencian de todos los demás iones conocidos  por su extraordinaria movilidad.